TENEMOS CHICA NUEVA EN LA OFICINA (Parte I)

La verdad es que cuando en mi oficina anuncie mi embarazo, el momento por el que atravesaba la empresa no podía ser peor, acababan de anunciar la aplicación de un ERE a toda la plantilla: nos quitaban un dia de trabajo a la semana y las expectativas no eran muy buenas.

 Ese fue el motivo, junto con mi ignorancia y, mi falta de instinto maternal (que todo sea dicho no lo tenía nada despierto), lo que me hizo aceptar la proposición de mi jefe de seguir realizando mi trabajo, 2 días al mes, desde mi casa, en mi baja de maternidad. Una decisión que no solo me aporto, y con razón, muchos reproches de mis compañeros, discusiones con mi marido, con mi familia y sobre todo, y lo más importante, una guerra interna emocional, profunda y dolorosa cada vez que tenía que ponerme con el portátil para coger el trabajo y dejar a mi niña a un lado … NO SABEIS QUE SENTIMIENTO TAN MALO, DESAGRADABLE Y DOLOROSO para mí .. pero no tenía salida ..me había comprometido y no podía dejar de hacerlo … porque hubiera supuesto perder mi puesto de trabajo.

 Por eso, no sé muy bien si hubo incorporación al trabajo, como todos los conocemos o simplemente, se trató de una incorporación a la oficina, tan solo, física.

 Mi pequeña María, nació en Mayo y mi incorporación, con vacaciones, lactancia y demás .. debía de haberse producido en el mes de Noviembre .. pero .. no pudo ser . Me reclamaron a principios de septiembre, alegando la importancia de mi incorporación a la empresa, porque iba a comenzar el proceso presupuestario y no me podía quedar fuera de él. Me quise morir, quise desaparecer e irme sola con mi hija a cualquier sitio y escapar de esa responsabilidad pero … evidentemente, solo pude negociar el disfrute peculiar de las horas de lactancia, con mucho sacrificio y mucho dolor. VOLVIA CON MAS FUERZA QUE NUNCA ESA GUERRA INTERNA DENTRO DE MI entre lo que yo quería hacer y lo que tenía que hacer. Que Duro, que duro .. que duro y que injusto.

 La cosa quedo así .. yo me incorporaría a finales de Septiembre y los días de los que no había disfrutado de mi permiso por lactancia los disfrutaría en medios días .La verdad es que al principio, con todo el agobio que tenía por la incorporación, no me pareció del todo mal, e incorporarme durante las 2 primeras semanas solo en media jornada, pensaba que iba a hacer la transición menos dura. Pero seguía teniendo un problema, “Mi Gran problema”. El gran problema de querer seguir dando a mi hija su tetita, el gran problema de haber decidido dar a mi niña lo mejor, el gran problema haber querido criar a mi niña tal y como me pedía el cuerpo, mi sentimiento como madre, mi instinto mas racional, mi sentido común, lo que mi razón y pensamiento me dicta como lo mejor para mi hija y para mi, frente a las normas establecidas por una sociedad que dice y manda como deben de ser la crianza de los niños, sin dar preferencia a lo que es mejor para ellos. Es una pena, pero el seguir una estela natural de crianza y apego, es un problema para las madres trabajadoras, no por el hecho en sí de dar pecho o criar a tu hijo con apego, sino porque este sistema laboral y social va contra-natura, persiguiendo única y exclusivamente objetivos económicos.

 Desde principios de Septiembre, tanto mi marido como yo trabajábamos por intentar introducir a María, mi leche con el biberón.. pero ella … no sabía succionar!!!! … ¡mi pobre peque!¡lo intentaba pero no sabia !!!  Cada vez que lo intentábamos, rompía a llorar … y yo .. no podía con la situación .. Nacía en mi un sentimiento de culpabilidad por estar engañando a mi pequeña con un trozo de plástico (el mismo que paso por mi cuerpo la primera vez que le ofrecí un chupete) .. Ese era mi sentimiento, quizás exagerado, pero no podía quitármelo de la cabeza y me atormentaba cada vez que lo intentabamos. Así que tras 3 intentos … lo dejamos, pensando en que cuando yo no estuviera igual comenzaría a succionar y terminaría aprendiendo, pero solo de pensar en ello … algo me estallaba por dentro.

 Eso, si, en todo este proceso lo único que me tranquilizaba y me daba algo de fuerzas era el pensar que mi niña se iba a quedar en las mejores manos del mundo, en las de su yaya, en las de mi madre.

Anuncios

9 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. d3ry4
    Sep 29, 2011 @ 09:50:45

    Qué identificada me siento en muchos aspectos… es tan fustrante el sentimiento de impotencia que causa ir en contra-natura. A mi me afecta a todos los niveles. Sobre todo, el emocional. Es un desgaste constante… Espero la segunda parte!!

    Responder

  2. wyka2010
    Sep 29, 2011 @ 10:27:04

    Que razon tienes Deyra!! .. Y nunca terminas de acostumbrarte..

    Responder

  3. mipequenokoala
    Sep 29, 2011 @ 11:12:04

    Que bien has explicado ese sentimiento de frustación… Mi hija nunca quiso el biberón, la pobre no sabía, pasó a beberse mi leche fresquita (del frigo) en vaso por las mañanas cuando yo no estaba… Un besito, espero la segunda parte. Un besazo

    Responder

  4. wyka2010
    Sep 29, 2011 @ 11:38:00

    Muchas gracias Mipequenokoala!! La verdad es que es muy doloroso y mas sin estar segura de como van a comer!!
    Que penita que tengamos que recurrir a ese tipo de salidas si queremos seguir con lo que sentimos !! .
    Un besito, y anticipo que alguna de las proximas partes que publicare hay una sorpresa agradable, muy agradable y bonita!!

    Responder

  5. ranchyta
    Sep 29, 2011 @ 12:44:21

    Wyka… que te voy a decir…. Pero bueno, lo bueno es que por lo menos se queda tu madre con ella. Yo también me sacaba leche todos los días para que María tomara, porque el puré no lo quería, y se lo tenían quedar con una jeringuilla hasta que empezó a aceptar el biberón. Al año dejé de sacarme porque empezó a comer mejor. Espero la segunda parte. Un besote.

    Responder

  6. bea185
    Sep 29, 2011 @ 14:41:36

    wyka, te haces unas ideas de unas cosas y cuando llega el momento…todo cambia, no quieres separarte de tu bebe. que duro es todo esto chica, una mierda. esperamos la siguiente parte y esa grata sorpresa
    besico

    Responder

  7. mambina
    Sep 29, 2011 @ 18:23:18

    buff, que situacion mas dura, y es que el incorporarse al trabajo siempre es duro y si es tan contra natura más todavía
    un abrazo

    Responder

  8. itzi
    Sep 29, 2011 @ 23:30:43

    wyka que duro la verda que tienes una idea y luego puede que se trunque por algo, el trabajo es duro y no tenemo ayudas de nada. Un beso wpa.

    Responder

  9. wyka2010
    Sep 30, 2011 @ 08:53:23

    La verdad es que todas las que hemos pasado por esa sitaucion creo que es algo que nunca olvidaremos .. es como el principio de una nueva etapa .. una etapa bien diferente a la que, a pesar de que pase el tiempo, nos cuesta muchisimo acostumbrarnos. un besazo a todas y mil gracias por estar ahi.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Han pasado por aquí

  • 169,122 personas
A %d blogueros les gusta esto: