El dilema de Los Reyes Magos

Por segundo año consecutivo me encuentro ante la duda. Es una duda que se debate entre la ilusión y la mágia y entre el respeto y la sinceridad.

Desde que mi hija nació la he respetado en todos los sentidos. La he respetado emocionalmente al dejar que sea ella quien marque el ritmo en su crecimiento, en su aprendizaje y en su evolución. La he respetado físicamente al tratarla con dulzura, con cariño y piel a piel.

Pero en estas fechas siempre me planteo la misma pregunta. ¿Los Reyes Magos existen? Y en mi cabeza siento un torbellino de emociones. Siento la ilusión infantil por recibir regalos. Siento la magia compartida. Pero también siento la decepción al saber la verdad. Siento el dolor de la mentira.

En mis manos está tejer una red de “mágia e ilusión” que algún día se deshilachará y se convertirá en una mentira y en una mirada de decepción. Es una mentira que crece con cada nueva pregunta hasta explotar en forma de verdad dolorosa.

O hacer partícipe a mi hija de unas fechas señaladas, donde lo importante es el amor y el respeto. Donde lo importante no es el hecho de recibir regalos y cuantos más mejor sino de fomentar el valor inmaterial, el espíritu solidario y la cooperación en familia.

Creo que encajar una mentira de alguien que te quiere y te protege es doloroso y decepcionante.

Creo que se puede sentir la mágia de estas fiestas sin enmascararla con personajes imaginarios y realidades falsas. Se puede disfrutar de la ilusión en familia y de la ilusión sin mentiras. Sé que es posible respetar a mi hija y que ella, a su vez,  sepa respetar el secreto de los demás.

Porque para mí, ese es el valor más importante y con el que quiero alimentar nuestro vínculo mágico, el respeto.

Creo que mentir por fomentar una ilusión falsa va en contra de mis principios. Y prefiero ser fiel a lo que siento a tener que decirle a mi hija que le mentí por no saber defender mi postura ante los demás.

Sea como sea, es una opción totalmente personal y no hay una decisión correcta, sino múltiples caminos posibles. En mi caso, sé que es lo que me nace de dentro. Elijo seguir respetándola y respetarme a mi misma. Elijo la verdad.

 

_______________

Te dejo un enlace que expresa perfectamente una de mis inquietudes.

Anuncios

10 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. María
    Dic 14, 2011 @ 13:42:16

    Hola Derya, este es mi primer invierno así que mi peque es aún chiquitín y no se entera mucho, pero me veo en las mismas que tú. No sé muy bien cómo plantearme este asunto. Te dejo un par de enlaces que me han parecido interesantes, para pensar:
    http://hassidobueno.org/
    http://elblogdemama.tumblr.com/post/14089544958/la-magia-o-la-milonga
    Un beso guapa!

    Responder

    • Derya
      Dic 14, 2011 @ 13:57:06

      Qué bueno! Gracias por los enlaces! En casa somos totalmente ateos y contarle algo en lo que no creo de base y sostener la mentira en el tiempo… no lo veo, la verad… Y luego está el tema de que si “eres bueno” (como si los niños fueran perversos y manipuladores) tienes regalo y si no, no. Y qué pasa si un niño es “malo” pero sus padres tienen más poder adquisitivo que tú? Si sostienes la mentira, cómo le explicas a tu hija esa desigualdad? Creo que son demasiadas preguntas para las que no hay respuesta. Es como digo, ir tegiendo una gran telaraña de mentiras cada vez más grande… Así que prefiero ser sincera y compartir esos momentos mágicos sin mentiras. También recalco que esta decisión va con cada familia y con cada persona y es totalmente respetable tanto una como otra opción. Cómo te ves el año que viene, María?? Un besote!!

      Responder

      • María
        Dic 14, 2011 @ 18:18:07

        Pues no sé… por eso este año ya me está removiendo y ando buscando… menos mal que por ahora el peque es muy pequeño y da igual lo que hagamos… Pero quiero pensarlo con tiempo porque ando hecha un lío con este tema…
        La verdad es que contar una mentira me hace cortocircuito, no me sale, así que no sé si podré. Pero bueno, yo recuerdo la navidad y la magia con ilusión, y no recuerdo demasiado el chafe que fue enterarme de la movida… no se…
        Un beso guapa!

      • Derya
        Dic 14, 2011 @ 19:12:09

        Reflexiona tranquilamente… y hagas lo que hagas que todos os sintáis cómodos con lo que decidáis!! Un placer compartir las dudas contigo, ya lo sabes! ^_^

  2. Vanessa
    Dic 14, 2011 @ 18:49:36

    Otra vez siento que estamos en la misma onda, ya sabes lo que opino yo al respecto y finalmente he decidido que una cosa no está reñida con la otra. Yo voy a contarle la verdad sobre Papá Noel y los Reyes Magos, pero eso no quita que ella viva con auténtica ilusión estas fechas. A mí personalmente me gusta mucho y hemos decorado nuestra casita con el árbol, las guirnaldas por todas partes, las luces en la ventana… Este año no sacaremos el belén porque es muy pequeña, pero ya el año que viene si le apetece lo montaremos juntas.

    Responder

    • Derya
      Dic 14, 2011 @ 19:13:32

      Vanessa yo creo que siempre he sabido que acabaría contando la verdad… pero me ha hecho falta darle forma a los pensamientos a través de éstas palabras… Ya veremos cómo nos vamos adaptando a la verdad… La verdad no tengo ningún referente ni sé en qué va a desenvocar ésta decisión!! ^_^

      Responder

  3. Carol
    Dic 14, 2011 @ 19:45:10

    Es un tema complicado.
    Nosotros tampoco somos creyentes. Ante de tener a mi hija pensaba que no íbamos a celebrar nada, pero ahora la verdad estoy indecisa, porque por un lado yo tengo recuerdos muy buenos de mi infancia y no quiero que ella se pierda eso, y toda la ilusión que conlleva. Además no sólo depende de mí, sino también de mi pareja, y el si está seguro de que quiere celebrarlo, aunque sea diciéndola que celebramos la llegada del invierno.
    Tu decisión me parece valiente, en cuanto que cuando sea un poco más grande se encontrará con lo que la sociedad pretende arrastrarnos. Pero como padres creo que debemos ser fiel a nosotros mismos, es la mejor forma de darles ejemplo.
    Un besazo

    Responder

  4. Derya
    Dic 15, 2011 @ 10:35:49

    CAROL sí que es complicado… Creo que no habré sido capad de sacar todo lo que llevaba dentro, pero mi idea es hacerla partícipe de la fiesta y de la ilusión sin tener que mentirle al respecto. Se puede celebrar la navidad, la época de reencuentros, de fiestas en familia sin mezclar personajes inventados que, hoy en día, sirven para alimentar el consumismo desmedido. Es como bien dices celebrar la llegada del invierno con lo que a tí te haga ilusión, con los regalos, el árbol… con todo lo que para tí representan estas fechas pero sin engaños consumistas. Ésa es la idea que tengo… Ahora lo dificil es llevarla a cabo… ^_^

    Responder

  5. Gemma
    Dic 21, 2011 @ 04:45:15

    Jo Derya que tema tan complicado….yo no lo he vivido como una gran mentira y en verdad se va sospechando poco a poco….sí me recuerdo a mí misma (porque está grabado en super8) recogiendo regalos de los reyes que aparecieron en mi casa para mí y mis primas (eran los vecinos y traían apenas unos detalles) y que me lo tragué totalmente y mis ojos desprendian ilusión…no recuerdo sentirme mal cuando supe la verdad….no sé si quiero negarle esa ilusión a mi pequeña. Cuando luego leamos cuentos quizá le guste imaginarse que es uno de los personajes….creo que esto es algo parecido, es un juego inocente en el que el niño disfruta y luego empieza a participar aún sabiéndolo….y poco a poco descubre la verdad…..casi siempre de manera poco dramática (evidentemente hay excepciones). Así que creo que yo sí entraré en el juego con ella….y no para que sea buena ni reciba los regalos más caros (nos hemos impuesto un maximo de 3 regalos cada año para no caer en los excesos) si no para que conviva con la magia de la navidad,…..que ya tendrá tiempo de vivir la cruda realidad después. Eso sí, los regalos no van condicionados a su comportamiento porque todos los niños son buenos :)……es un tema…muy complicado!!!

    Responder

    • Derya
      Dic 21, 2011 @ 11:06:32

      Gemma a mi me parece muy acertada tu decisión. Siempre pienso que cada família vive estos momentos de acuerdo a su propia experiencia. Así que hay tantas opciones como familias. ^_^
      En mi caso, mi idea va acorde en algo que cuentas… en los personajes de las histórias… pues quiero que ella lo viva así, como que son personajes de una historia en la que todos participamos en navidad, pero que son eso, personajes fantásticos, como lo de los cuentos. Y eso no quita que usemos la imaginación para meternos en el papel, pero sabrá que el regalo se hace desde el corazón y en la medida de lo posible que podemos permitirnos. Así quiero evitar que piense que si no se porta bien no tendrá regalos o que si a otro niño le traen algo más impresionante es porque ella no se lo ha merecido o no se lo ha ganado…

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Han pasado por aquí

  • 164,597 personas
A %d blogueros les gusta esto: