Residuos emocionales

Con este gran cambio que ha significado para mi la maternidad he tenido que aprender nuevas estrategias de comunicación.

Cada vez más busco un día a día emocionalmente más sano conmigo misma y con los demás.

Una vez leí en uno de los muchos libros que han caido en mis manos algo que me impactó y memorizé: “No esperes, No desees, No te impacientes… y vendrá!”

Me lo he repetido muchas mañanas y me ha ayudado mucho. Ahora con mi experiencia como madre a contra corriente la he perfeccionado un poco. Así que me recuerdo cada mañana:

1. Dí lo que piensas. Haz lo que sientas.

2. Pide lo que necesites.

3. Aléjate de las cosas que te hagan daño

Desde que aireo mis pensamientos de manera sincera y respetuosa, me siento mejor. No voy guardando sensciones negativas que lo único que hacen es alimentar al monstruo que llevamos dentro.

Hago lo que siento (lo intento…) sin remordimientos. Si me apetece besar beso. Si no me apetece ir no voy. Y aquí enlazo con alejarme de las cosas que me hacen daño. Por qué me tengo que sentir obligada, en nombre del respeto o de la cortesía, a ir con alguien con quien no quiero?? Por qué debo ir en compañía de gente que, cual vampiro emocional, me deja sin energía? Me deja vacía?

Por qué hacerlo?? Eso no es sano para mí ni para nadie!!

Muchas veces me encuentro con personas que creen poseer la verdad sobre todas las cosas. No quieren ni aceptan explicaciones. Pues su manera de pensar y sus actos son autoritarios. Por qué malgastar mi energía?

Quiero que mi hija tenga recursos ante esas situaciones. Quiero que sepa expresar sus emociones, que sepa decir en cada momento lo que quiere y lo que SIENTE y actue en conseqüencia.

Quiero que mi hija crezca libre de cualquier residuo emocional dañino. Y es que acumular tristeza o rabia duele más que nada y crece con el paso del tiempo.

No quiero ser yo quien le corte las alas. Y para transmitirle esos valores ocultos, primero, ese cambio tiene que producirse en mí. Y es duro. Y es dificil.

Ser madre, hace que cada vez más vea en el espejo a aquella niña asustada de todo y de todos. Veo cómo le costó (y le cuesta) a aquella niña verse como quien realmente es y no como siempre han querido que se viera.

A esa niña, le cuesta horrores reconocer que, a ella, sí le cortaron las alas… Y que pudo volar muy alto, pero que por miedo, ni siquiera lo intentó.

Por suerte, la niña que no era una niña ahora tiene una nueva luz en su vida… y cada vez que me sonríe me recuerda que tengo mucho que hacer y que ofrecer…

Anuncios

12 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Carol
    Ene 05, 2012 @ 11:00:33

    Desde luego que tienes mucho que hacer y que ofrecer.
    Tienes toda la razón, pero no siempre es fácil porque a veces nos dejamos arrastrar, pero yo desde luego lo intento, lo que más me cuesta es decir lo que pienso, tengo que trabajarlo.
    No quiero que mi hija tenga que hacer las cosas por quedar bien, nunca he pensado así y menos ahora. Quiero que sea libre y sincera, y por tanto sus acompañantes lo sea igualmente.
    Un besazo

    Responder

    • Derya
      Ene 05, 2012 @ 11:06:58

      Para mí es un reto diario… y siempre hay días que me faltan fuerzas o sencillamente, no me siento capaz. Però estás en lo cierto, por lo menos hay que intentarlo!! ^_^

      Responder

  2. MaGiA
    Ene 05, 2012 @ 11:38:47

    me gustan tus estrategias, Derya 😉
    Yo hace unos años decidí dejar de hacer por complacer y sacar de mi vida a las personas que sentía que me desgastaban.
    Al principio fue duro, me sentí bastante sola (anda que no me había rodeado de figurantes!) Ahora me alegro tanto de haberlo hecho ¡tengo a menos gente y estoy mucho más y mejor acompañada!
    Para mi la más difícil es decirME lo que siento, porque a veces no lo tengo tan claro como me gustaría. 😦
    Abrazos venciendo miedos

    Responder

    • Derya
      Ene 05, 2012 @ 13:50:05

      Magia, en tus palabras siento la fuerza que necesito para seguir intentándolo. Como bien dices es muy dificil pero también trae su recompensa. Y te doy toda la razón cuando dices que lo más dificil es escucharnos a nosotras mismas… pero es tan necesario que lo hagamos!! Como siempre digo nosotras somos el orígen del cambio!! Gracias por tu experiencia!!

      Responder

  3. María
    Ene 05, 2012 @ 13:36:22

    Ay Derya qué bien me vienen tus palabras en este momento… debemos estar en un punto muy parecido… jamía qué ganas me dan de conocerte! 😀

    Responder

    • Derya
      Ene 05, 2012 @ 13:51:32

      María, puede que el ciberespacio nos haya reunido en el momento justo en que teníamos que conocernos! Tenemos tanto que aprender la una de la otra! Qué suerte he tenido en encontrarte en esta inmensidad! Gracias por estar ahí! Muaks!

      Responder

  4. Zulema
    Ene 05, 2012 @ 19:40:18

    A mí también me han venido genial esas palabras, de hecho hace ya un tiempo que aplico esos tres pasos que comentas, y ayuda muchísimo. No siempre puedo hacerlo debido a muchas circunstancias, pero que se pueda se aplican. Me identifico mucho con tus palabras, gracias por compartirlo y espero que poco a poco yo también me vaya soltando en este mundillo,que me cuesta! jaja Besos

    Responder

    • Derya
      Ene 10, 2012 @ 14:26:53

      Zulema, gracias a tí por sentir que comparto mi experiencia! Cuesta mucho, pero estoy convencida que trae grandes beneficios a largo plazo!! Espero seguir teniéndote por aquí!! Un beso!!

      Responder

  5. Yaneth
    Ene 10, 2012 @ 13:21:05

    Tu hija tendrá el mejor ejemplo, estoy segura. La estrategia es infalible, nosotros la practicamos también ;). Llegué aquí a través de Bebés y Más y me gustó esta entrada tan positiva, sincera y directa. Un saludo
    Yaneth

    Responder

    • Derya
      Ene 10, 2012 @ 14:28:38

      Yaneth, es un placer para mí abrirte este pedacito de mi corazón y que te haya gustado! Estoy encantada de que te hayas acercado a mí y a mis emociones. Y estoy encantada de saber que cuento con tu experiencia en momentos en que me falle el ánimo! Bienvenida a Mamás que miman!

      Responder

  6. Gemma
    Ene 14, 2012 @ 13:10:54

    Empiezo a pensar que o me lees el pensamiento o tenemos muchísimas cosas en común. Me encanta y comparto al 100% tus estrategias. Estoy aprendiendo cada día a liberarme porque quiero que mi niña crezca viendo que puede ser libre con sus sentimientos y pensamientos. Y no hay mejor manera de que lo aprenda que mamarlo, que verlo cada día. Mi chico es siempre así. Es capaz de alejar lo que no le hace sentir bien con muchísima facilidad, este cambio en mi mente, en dejarme llevar por lo que siento y no por lo que está bien nos está uniendo aún más.

    Responder

    • Derya
      Ene 15, 2012 @ 11:37:27

      Gemma qué gran inteligencia emocional debe tener tu pareja! Creo que es imprescindible tener salud emocional para que, como bien dices, nuestros hijos lo absorvan desde siempre! Me enriquece contar contigo! Muaks!!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Han pasado por aquí

  • 167,852 personas
A %d blogueros les gusta esto: