La varicela

Mi cariño chiquito… la pasada semana descubrí unas manchitas coloradas en tu blanquecina y preciosa piel… La duda y el asombro me invadían lentamente. Decídí no perder de vista esos dos puntitos rojos, así que pasé el día empapándome de tu olor cada dos por tres y, de reojo, miraba frente a frente esas rojeces y les decía que se mantuvieran a ralla… Pero no me hicieron caso… Y florecieron más manchitas a lo ancho y largo de tu cuerpecito precioso.

Visita al pediatra. Enfado monumental. Pues querían que te desnudara sin miramientos y te dejara llorando en la camilla mientras alguien desconocido te revolvía en busca de un diagnóstico. En medio de aquel torbellino, de aquellas prisas, respiré hondo y le pesara a quien le pesara, te desnudé pidiéndote permiso y suavemente, pues sabía lo asustada que estabas. En todo momento estuviste en mi regazo y mi pecho cerca para poderte consolar. Confirmado: diagnóstico varicela.

Por primera vez en casi dos años abrazo a ese cuerpecito caliente y enfermo. De camino a casa me fui repitiendo que tu cuerpo es sabio… Tu cuerpo sabría cómo actuar mejor que yo pero que tu angustiada mamá no iba a separarse de tí en todo el proceso. Yo tampoco estaba muy bien ni ánimica ni físicamente, los resfriados de éste invierno, uno detrás de otro me han hecho estragos y no acabo de sanar. Así que me tomé unos días de vacaciones para permitirme estar enferma, sin prisas ni agobios, y para ser yo quien esté a tu lado en esta experiencia tan nueva para tí como para mí.

Ésta semana ha sido como volver al pasado. Has vuelto a mí convertida en aquel bebé que recien salió de mi vientre, vulnerable e indefenso a la par que tierno y embriagador. Has conseguido, una vez más que mi más feroz instinto materno haya salido a la luz.

La fiebre llegó y lo envolvió todo… El sueño y el cansancio aunaban esfuerzos y te sumían en un duermevela constante pues tu cuerpo estaba librando una feroz batalla contra un potente virus. Eras como un barco en plena tempestad, fuerte y desafiante. Yo me convertí en ese mar que te mecía y te acompañaba en las subidad y bajadas. Yo me convertí en un lecho donde descansar. Toda mi piel deseaba acogerte amorosamente y que encontraras tu lugar en mí. Un lugar donde reposar, un lugar donde alimentarte, un lugar donde sentirte segura y protegida. Un lugar donde sanar heridas y recuperar fuerzas.

En ésta semana he sido todo eso para tí. Pero quiero que sepas que tú has sido mucho, mucho más para mí!! Tú has sido mi tabla de salvación en ésta tempestad emocional en la que me encontraba. Pues la cercanía de tu cuerpecito debil pegado al mío día y noche, noche y día, han conseguido desprender de mí las emociones más negras que el día a día amontonaba en mí. Estar piel a piel, en contacto permanente e ininterrumpido me ha despojado de cualquier carga emocional que pudiera acarrear y me ha infundido amor, mucho amor.

Siento que tengo que agradecerte tanto!! Siento que me he abandonado a tí y siento que lo necesitaba!! Sin prisas, sin horarios, sin presiones, sólo tu y yo y nuestros corazones latiendo en sintonía. Siento que has sido tú quien me ha curado. Has sido el aire fresco que necesitaba para volver a respirar!! A pesar de tu enfermedad, siento que has sido tú, una vez más, quien me ha enseñado una gran lección. Y es que la vida hay que saborearla lentamente para digerirla mejor!!

Jamás en lo que me queda de vida sabré cómo agradecerte el cambio que obras en mí. Te quiero, mi amor!!

Anuncios

14 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Carol
    Mar 08, 2012 @ 18:52:54

    Hace tiempo que no paso a dejarte ningún mimito, pero es que estoy para que me los den a mí, desde luego!! Pero hoy me has emocionado tanto con esta entrada… Gracias por mostrarme cuán sabios son estos pequeños Maestros, que vienen a hacernos crecer a la vez que vemos como ellos empiezan a vivir. Gracias mil y mil abrazos!

    Responder

    • Derya
      Mar 09, 2012 @ 12:13:25

      Carol gracias, a pesar que la que necesita mimos eres tú, por pasarte a dejarme éstas palabras tan hermosas!! Como bien dices nuestros hijos son los mejores maestros!! Aprovecho para mandarte mucho amor y mucha luz!!

      Responder

  2. Colo
    Mar 08, 2012 @ 18:55:28

    Derya hermosa, tal vez necesitabas sucumbir a su ritmo débil para sanar juntitas, una junto a la otra. Espero y deseo que estéis bien. Ya sabes que la linda Cereza la pasó con 18 meses, a parte de las pupas y un pico de fiebre al 5º día no fue duro. Pero, como siempre, a enfermedad nos reblandece y nos hace sentir lo vulnerables que somos. Siempre precioso vivirlo en los brazos y compañía de un ser amado y vosotras lo sois una para la otra.
    Os mando mucho amor!

    Responder

    • Derya
      Mar 09, 2012 @ 12:15:12

      Colo, exactamente eso hemos hecho… sanar juntas! Y ha sido algo compartido y muy especial, a pesar de la enfermedad. Recibo ese amor que me mandas con mucho cariño!!! Un dulce beso para tí y para cerecita!!! Muaks!!

      Responder

  3. Carol
    Mar 08, 2012 @ 22:34:24

    Qué maravilla que a pesar de que hayáis estado malas lo veas de esa forma, tan productiva y sensible.
    El parar y dejarte curar creo que hace su efecto. Y el estar junto a quien amas ya ni te cuento.
    Espero que ya estéis mucho mejor.
    Un fuerte abrazo

    Responder

    • Derya
      Mar 09, 2012 @ 12:16:20

      Carol gracias por tu deseo de mejoría!! La verdad hoy estamos rebosantes de energía!! Y me ha servido de mucho, como bien dices, parar y dejarme curar, y en la mejor compañía posible!! Un abrazo de vuelta preciosa!!

      Responder

  4. mamá colibrí
    Mar 08, 2012 @ 23:18:38

    La mayoría de las mamás se sentirían orgullosas de que sus niños indefensos las necesiten, sentirían que sus hijos deberían agradecerles todos sus cuidados y su atención; sin embargo eres tú quien le das las gracias. Somos los padres los que debemos agradecer tener a alguien a quien amar tanto y disfrutar de su dulzura y su pureza. Ellos nos necesitan, sin duda, pero nosotros a ellos aún más.

    Ahora, a parte de compartir tus ideas, te admiro.
    Un beso

    Responder

    • Derya
      Mar 09, 2012 @ 12:19:27

      Mamá colibrí… me he sentido muy arropada por tus palabras y emocionada por el sentimiento que desprenden!! Una vez más doy gracias por tenerte en mi camino, pues me infundes fuerzas!! Yo admiro la mamá que ya eres… pues estoy segura que tu precioso bebé ya os ha elegido!!! Otro beso enorme para tí!!

      Responder

  5. Inma
    Mar 09, 2012 @ 01:05:48

    Qué bonita esa complicidad, esos encuentros, esos aprendizajes mutuos. Una semana de necesitaros mutuamente, reencuentros y mucho amor. Preciosa entrada! Un besico.

    Responder

    • Derya
      Mar 09, 2012 @ 12:20:47

      Gracias Inma!! Realmente ha sido todo eso y más!! Un encuentro renovado de emociones y aprendizajes!! Me alegra contar con tu opinión una vez más!! Para mí éstas palabras son un abrazo en la distancia!! Un besote!!

      Responder

  6. mipequenokoala
    Mar 09, 2012 @ 12:24:42

    Me alegro mucho de que hayais podido pasar por ese proceso juntas, para ella tenerte ahi, cerca, mimandola seguro que ha sido un gran apoyo… Cada dia nos enseñan mas cosas verdad? Un abrazo Derya a seguir con la recuperacion

    Responder

    • Derya
      Mar 09, 2012 @ 12:31:43

      Gracias María!! Creo que hoy se puede decir que estamos totalmente recuperadas!! No podríamos tener mejores maestros!! Sólo hay que darse cuenta que son ellos quienes vienen a enseñarnos y no al revés!! Un gran beso y un fuerte abrazo!!!

      Responder

  7. María
    Mar 18, 2012 @ 19:40:45

    ¡Pero qué maravilloso relato Derya! Siento que hayás tenido que pasar por una varicela, pero de verdad…me has dejado emocionalmente tecada, qué hermosa forma de relatar lo que sentiste…Gracias

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Han pasado por aquí

  • 164,597 personas
A %d blogueros les gusta esto: