Buscando el ejemplo donde no lo hay

De reprente me sorprendo reflexionando sobre experiencias similares a la mía. Dónde están esas madres a las que la maternidad ha transformado mágicamente? Dónde están esas madres que deciden seguir su instinto y alejarse de lo que la sociedad o el entorno considera “normal”?

Me encuentro en un momento de mi vida donde me siento conectada a mujeres maravillosas que sólo conozco a través de sus palabras, que no es poco, pues me transmiten su fuerza, su belleza y su luz.

Pero en mi realidad física no las veo brillar. Más bien veo miradas apagadas. Mamás desconectadas de otras mamás, que intentan sobrevivir a la maternidad en soledad.

Desde mi punto de vista  la maternidad no consiste en ese sobrevivir  y dejar que pase el tiempo hasta que nuestro hijo se convierta en un adulto. Todos y cada uno de nuestros actos tienen un efecto permanente en ese niño que al crecer florecerá en una personalidad u otra. Y debemos ser conscientes de ello.

La pa- maternidad es un cambio permanente que despierta posiblemente antes del embarazo y que dura toda la vida.

Así que me descubro perdida en ese enredo de pensamientos. Me descubro descubriendo que esas madres que aparentan unidad, en un corrillo del parque, realmente se sienten solas. Me descubro apartada de todas ellas pero conectada a mi esencia y conectada a mi rubita linda.

Me descubro buscando el ejemplo donde no lo hay. Y es una lástima. Veo esa desconexión y siento que “no quiero eso para nosotras”. Veo una mirada de rabia, veo una mano que se escapa, veo resignación… Oigo suspiros de hastío de mamás desganadas ante los juegos infantiles, oigo llantos desatendidos, oigo palabras malsonantes… Siento y palpo lo lento que pasa el tiempo para esas mujeres…  Y siento que “no quiero eso para nosotras”.

Mire donde mire veo ejemplos de lo que no quiero ser o hacer. Y es triste guiarse por ese baremo maternal. Me doy cuenta que esta red y este soporte que ecuentro en la blogosfera se echa en falta en el mundo físico.

Hecho en falta mamás felices compartiendo tiempo con sus hijos. Hecho en falta más sensibilidad paracon los hijos, dar ese abrazo silencioso que te pide un hijo cuando está sufriendo, en lugar de un cachete por “pesado” y por “mal comportamiento”. Me gustaría ver a esas mujeres desprender amor!

A pesar de ello, y de vez en cuando, brilla una de esas luces con mucha fuerza e intensidad… Entonces, irremediablemente cual polilla curiosa… me siento irresistiblemente atraida…

Anuncios

18 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. mipequenokoala (@mipequenokoala)
    Mar 23, 2012 @ 10:00:44

    Es complicado, muy complicado… a veces una tiene la sensacion de vivir en otra galaxia, paralela, donde esta muy solita. A mi me pasa, me cuesta encontrar gente con la que conectar, con la que hablar libremente de lo que hacemos y lo que no sin sentirme juzgada, gente y madres, sobre todo, que te apoyen, te mimen y cn las que compartir…

    En los ultimos tiempos he encontrado un par de madres muy muy lindas con las que estoy empezando a compartir…

    Un besito muy fuerte

    Responder

    • Derya
      Mar 23, 2012 @ 15:35:08

      María, es precioso encontrar un alma parecida de esas con la que conectas desde el primer segundo y con el tiempo se hace más y más grande!! Gracias por compartir conmigo en la distancia!!

      Responder

  2. Mamaculebro Lactancia Materna
    Mar 23, 2012 @ 10:53:26

    Derya, es complicado…. hay mamas que tienen una venda en los ojos… y simplemente repiten conductas que ven o ha visto …. y son incapaces de buscar dentro de si mismas y actuar según lo que manda el corazón…. y el corazón es el que debería hacer que esas madres se hagan esas preguntas…
    Pero ahora imagina que una de esas mamas de repente … entra en internet en busca de “no se que” y de repente una página le lleva a otra, y otra a otra…. sigue buscando…. y…. “plas” por arte de magia lee estas palabras que has escrito y dentro de ella surge la duda, la curiosidad, la autocrítica…. entonces se da cuenta de que lo que realmente busca es lo que muchas mamás ya compartimos aunque sea de manera virtual… Y Derya solamente con que una mama haga esto , ya habrá merecido la pena.
    Poco a poco y gracias a estas palabras y recursos…las cosas cambiarán y será el corazón el que impere.

    Responder

    • Derya
      Mar 23, 2012 @ 15:36:48

      Mamaculebro qué hermosas palabras me has dejado!! La verdad me has hecho pensar. Creo que no soy realmente consciente de que mis palabras quedan en la inmensidad del ciberespacio y de que alguien especial pueda llegar a ellas y sentirse identificado!! Gracias por abrir consciencia!! Un dulce beso con todo el cariño!!

      Responder

  3. María
    Mar 23, 2012 @ 11:20:48

    Ains…si que es difícil…recuerdo cuando mi niña era pequeñita que yo no soportaba los parques, donde veía tanta agresividad y tanta violencia, sutil y no sutil…y sabía que no quería eso para nosotras…cuando ella tenía 10 meses me encontré con mamis de internet en un parque y descubrí mamis a las que les ocurría lo mismo…hoy seguimos viéndonos, nuestros hijos son amigos, hacemos encuentros semanales…y se agradece tantoooooo. Te animo a buscar ese grupo…porque existir existen!

    Responder

    • Derya
      Mar 23, 2012 @ 15:39:04

      María, un placer volverte a ver por aquí! Me alegra conocer tu experiencia! Me siento muy identificada contigo, pues me haces reflexionar y recuerdo que jamás me he sentido cómoda con la violencia. Siempre he sentido que debía proteger a los demás. Supongo que la maternidad ha sacudido y despertado ferozmente esa sensación de protección paracon los otros. Muchas gracias!!

      Responder

  4. Eleycia
    Mar 23, 2012 @ 11:50:45

    Estas rarezas que nos unen virtualmente a tantas, a veces te animan a buscar curiosamente entre la multitud otras luces. Son raras de encontrar, son difíciles de seguir porque suelen ser intermitentes (y es que no es fácil dejarse ver cuando el entrono te hace sentir tan rara). Sin embargo, alguna vez que otra, las luces se juntan a través de un comentario, un gesto, o una idea compartida. Y en la dificultad de su búsqueda radica su encanto. Para encontrarlas solo hay que superar mil trabas sociales y seguir tu instinto… quizá un día una de ellas te encuentre a tí, o puede que con tu actitud puedas ayudar a otra a descubrirse como una luz amiga. Mientras tanto, nos quedará la red para expandir todas nuestras luces.
    Besos “apolillados”

    Responder

    • Derya
      Mar 23, 2012 @ 15:41:38

      “En la dificultad de su búsqueda radica su encanto” hermosas palabras y a la vez tan ciertas!! Es un placer acogerte en este rinconcito. Tus palabras me suenan dulces y esperanzadoras!! Sigo aprendiendo a dejarme guiar por mi instinto y gracias a ello, como digo, alguna luz que otra brilla cerca de mí y me siento afortunada por ello!! Millones de besos apolillados y llenos de luz!!! ^_^

      Responder

  5. Zulema Acosta
    Mar 23, 2012 @ 14:07:36

    Tienes mucha razón Derya, pero mucha mucha. A mí me encantaría tener en la vida 1.0 lo que tenemos y compartimos aquí. El tema de los parques que comentas… pues qué decir. Aquí también pasa lo mismo, y no conforme con eso la rara soy yo por prestar demasiada atención consintiendo a los niños….. en fin. Besos guapa

    Responder

    • Derya
      Mar 23, 2012 @ 15:42:52

      Zulema gracias por tu apoyo!! Veo que también te sientes identificada conmigo y eso me reconforta en la medida que no es un sentimiento mío, aislado, sino que es compartido por muchas otras mujeres. Una vez más gracias por estar ahí! Muaks!

      Responder

  6. mamá colibrí
    Mar 23, 2012 @ 14:09:39

    Estoy de acuerdo. Yo miro a mi alrededor y no encuentro algo similar a eso que busco para nosotros…y no sé dónde lo encontraré el día de mañana cuando sea mamá. A veces hay pequeños gestos en diferentes madres que observo con agrado per es difícil encontrar a alguien totalmente semejante a ti (en la maternidad y en cualquier ámbito de tu vida). Y tampoco es necesario, todos tenemos nuestras luces y nuestras sombras y eso es lo que nos enriquece.
    De todas formas, como tú dices, Derya, también se aprende viendo lo que no queremos. Yo lo llevo practicando desde que tengo uso de razón.

    Un beso.

    Responder

    • Derya
      Mar 23, 2012 @ 15:44:41

      Mamá colibrí, me han gustado mucho tus palabras. Como siempre es un placer compartir contigo! La controversia radica en que busco lo que quiero en lo que no quiero… y si lo pienso bien… es tan paradógico!! ^_^ Pero como dices, funciona. Un abrazo en la distancia!!! Muaks!!!

      Responder

  7. desiree
    Mar 23, 2012 @ 15:46:04

    que bonito!! Sabes? a mi me pasa lo mismo, a veces me siento tan “sola” en la manera de críar a mi hija que me da la sensación de ser un bicho raro!! Justo ayer leí en otro blog una carta sobre este tema, necesitamos una tribu en la que apoyarnos y no puedo estar más de acuerdo! Yo ya estoy encontrando la mía, aunque sea a través de una pantalla.
    Pero también es cierto que cuando salgo a la calle, veo tal cantidad de madres desconectadas, hijos “solos”, que se me encoge el corazón y yo tampoco quiero eso para nosotras!
    besos!!

    Responder

    • Derya
      Mar 26, 2012 @ 11:20:35

      Desiree veo que otra vez más compartimos sensaciones similares!! Yo me siento rara porque crio en soledad (física) pero me siento bien y en sintonía con mi manera de criar… no podría hacerlo de otra manera! ^_^

      Responder

  8. Carol
    Mar 23, 2012 @ 23:49:09

    Entiendo lo que dices y me da mucha pena que esas mamás estén tan desconectadas, que no se den cuenta de lo que tienen, de todo lo que la maternidad puede aportarlas.
    Me da mucha pena sobre todo cuando me doy cuenta de que son amigas mías de toda la vida las que van por ese camino y no puedo hacer nada, porque el que no quiere ver no ve, y aunque yo pueda intentar abrir una rendijita de luz no puedo obligar ni decir a nadie lo que tiene que hacer.
    Eso si, tengo la suerte de conocer muchas hadas maravillosas, no sólo virtuales como es tu caso, sino también en el mundo 1.0, y eso me hace sentir acompañada, cuanta falta hace.
    Un abrazo

    Responder

    • Derya
      Mar 26, 2012 @ 11:22:00

      Carol gracias por tus palabras!!! Es cierto que no hay más ciego que quien no quiere ver aunque como siempre digo eso no quiere decir que no intente que esa luz se cuele por algún agujerito… Es como plantar una semillita que siembre la duda… Gracias por acompañarme en mi camino!!

      Responder

  9. ester
    Mar 26, 2012 @ 10:46:44

    Genial post. Pienso y siento como tu.¿Dónde están las madres amorosas?
    beso

    Responder

    • Derya
      Mar 26, 2012 @ 11:23:00

      Ester, bonita, en primer lugar quería agradecerte especialmente tu comentario y animarte a compartir experiencias de aquí en adelante!! Me encantará contar con tu opinión ya sea parecida o no y así enriquecer éste maravilloso camino que es la maternidad!! Un dulce beso!!

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Han pasado por aquí

  • 166,030 personas
A %d blogueros les gusta esto: