Verdad verdadera

Dicen que la verdad nos hace libres. A mí me gusta ir más allá y pensar que la verdad es mucho más que libertad emocional. La verdad es una raíz fuerte que se hunde y se afianza dentro de cada uno de nosotros. Esas raíces dan vida y sostienen un hermoso árbol, al que a mí me gusta llamar confianza.

Esas dos palabras puedes parecer muy simples a primera vista pero esconden el secreto de toda relación basada en el amor y el respeto. Son indelebles una de la otra, son inseparables, son la esencia.

Con la verdad, mi verdad, mi visión de la vida, he alimentado ese árbol. Esa semilla alojada en mi preciosa rubita ha ido creciendo a lo largo de estos dos años. Siempre he intentado mantener una relaciones sinceras y libres de mentiras con todos y en especial con ella.

No existen hombres del saco, ni hay sombras aguardando en la oscuridad que vengan a hacer pagar por las malas acciones…No me gustan los planteamientos maniqueístas, no me gusta el bien ni el mal… Es más siempre, siempre le digo a mi hija que no hay personas malas o buenas, sino consecuencias de nuestras acciones.

Comemos porque crecemos… así que si no comes porque no te apetezca, creceras igualmente!

Si mamá te lleva en brazos no me haces daño, preciosa, mamá puede llevarte a cuestas toda la vida y jamás me pesarás lo suficiente como para incomodarme!

Si quieres tomar teta, sea cuando sea, no eres caprichosa. Estas en tu pleno derecho de reclamar alimento, calor o amor sin horarios ni presiones.

Si no te apetece relacionarte no eres arisca. Los demás son los incomprensivos. Ellos son los adultos y son quien pueden controlar sus emociones.

Ocultar la verdad es algo mucho más profundo y va mucho más allá que defender todas estas afirmaciónes, por ello intento estar ahi siempre de manera física y emocional. Que mi hija no se sienta desamparada ante situaciones injustas donde se le oculta la verdad o sencillamente se disfraza “por su bien”.

Casi todo el mundo prefiere negar la verdad antes que enfrentarse a ella. Veo que a los niños se les miente por sistema. Me da la sensación que en el mundo adulto hemos asimilado que las mentiras pueden existir. Que las mentiras son la manera de controlar comportamientos o actitudes que no deseamos en los hijos. Permitimos que esas mentiras se cuelen y formen parte del día a día sin tener en cuenta que el árbol, la confianza, muere, se seca y se pudre con cada mentira que contamos. Para mí una mentira es una amenaza velada, una amenaza silenciosa que corroe y destruye por dentro.

Así que si la verdad nos hace libres… por qué no dejar que mi hija desplegue esas alas brillantes y vuele sin cargar el peso de esas mentiras?

Así lo he intentado y así seguiré intentándolo porque ella merece el respeto y el amor sin disfraces ni medias tintas. Ese precioso árbol está floreciendo. Palpo y siento la confianza que ha depositado en mí. Sentir que me respeta y me tiene en cuenta, tal como hago yo con ella, es una sensación incomparable e indescriptible que me llena por dentro hasta desbordar!Es amor, es pura emoción, sentir que nuestra relación de confianza es recíproca.

Los maestros se nos presentan de muchas formas en ésta vida y tú me haces ver que verdad es sencillez.

Jamás pensé que todo el mimo y el cuidado con que la he tratado iba a reflejarse y a tener un impacto tan hondo en mí. Sé que es algo obvio pero, precisamente por ello, me ha pillado desprevenida. Pues sólo pensaba en su bienestar y he descubierto, de manera sorprendente y hermosa, que su felicidad y su verdad es también mi libertad.

Esa gran desconocida lactancia prolongada

Hasta cuando vas a dar teta a la niña, ¿¿¿hasta que tenga novio??? Esta es la pregunta del millón.
Y digo yo que qué  le importará a nadie hasta cuando va a tomar teta mi gordi.
Es que no lo entiendo, ni que la estuviera dando veneno.
Además se la doy yo, y mientras a mí no me importe y la niña siga queriendo pues estupendo. No puedo ofrecerle una cosa mejor.
Además la preguntita la hace tooooodo el mundo, hasta gente muy cercana, y claro, últimamente me molesta y mucho.
Comentarios como, “guarra, que ya eres muy mayor para comer teta” me saca de mis casillas y aunque intento contenerme me cuesta y mucho, por la expresión tan horrorosa que utilizan y porque si me vieran darle un biberón de leche artificial creada a partir de leche de otro animal,seguro que no me decían nada.
Parece que nadie sabe, y aquí incluyo a enfermeros, médicos y pediatras de los que no se reciclan, que la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva, sin agua, ni anisitos ni ninguna clase de porquerías que la gente se empeña a dar a los bebés y que luego les sirve para decir “es que le tengo que dar un suplemento porque no tengo leche suficiente”, hasta los 6 meses o más (en el caso de mi niña hasta casi los ocho) y luego continuar por lo menos hasta los dos años, y recalco POR LO MENOS, porque todavía y a pesar de estas recomendaciones la gente se extraña cuando me dicen que qué gordita está mi niña y yo respondo que gracias al pecho. En ese momento les cambia el color y la expresión  de la cara y te dicen: “¿¿todavíadaselpechoalaniña??”, lo dicen sin respirar, y a continuación la coletilla, “va a tener novio y seguirá sin dejarla”. Y antes me callaba pero ahora he decidido no hacerlo y contesto que “cuando tenga novio si mi niña sigue tomando teta, pues se la ofreceré a él también por si acaso quiere”.
La gente te mira de reojo o sin ser de reojo y casi siempre extrañados y bastantes veces indignados, indignados por ver como te sacas la teta, que parece que no han visto ninguna en toda su vida, y extrañados porque ven una niña que ya habla y que de repente dice “mamá teta” y la elige y la saca y se pone a comer.
Y de momento ella sigue pidiéndome y a mí me sigue encantando ver la cara que pone mientras está enganchada a su teta, porque no sé si lo he dicho, pero mi hija es teta-adicta y cariñosamente la llamo “garrapatilla tetuna”, y ya llevamos 27 maravillosos meses de  lactancia  y de momento parece que vamos a continuar, así que sintiéndolo mucho, seguiré levantando quemaduras sacándome la teta en el sitio y en el momento que mi niña me diga “MAMÁ TETA”, le moleste a quien le moleste, ¡¡Y A QUIEN NO LE GUSTE, PUES QUE NO MIRE!!

Yoga

Venga como ya llevo dos clases de yoga casero y en familia… voy a animarme y la hago hoy también, que no quiero ir dejándolo y luego no hacerlo, total son diez minutos y luego me siento bien… Entre ésto, las tomateras… y la limpieza… me relajo seguro!!

Cariño chiquito!!! Vamos a hacer yoga?? jaja a mi rubita preciosa le encanta ésto del yoga. Debería servirme de motivación porque es algo que hacemos juntas, nos divierte y nos une más si cabe!!

Amor, los calcetines los quitamos cuando pongamos la alfombra-puzzle en el suelo que ahora está frío para andar descalza… Uich!! voy a cambiarme de pantalones que como haga la postura del “perro que ladra” los peto fijo!! Ala!! Ya estoy lista…

OOOOOoooohhh!!!! Cariño!!! Veo que has empezado a traer las piezas de la alfombra al comedor!!!! Ayyy que me derrito!!! Si es que mi niña está en todo!!! Venga las montamos así… y así…. Ah!! si si, los calcetines cariño… ya te los puedes quitar. Cómo?? Mamá también?? Si, si, claro!!! Qué?? Ah, sí, mi vida me hago una cola también, que se me olvidaba!!!

Empezamos con el “namasté”… Estás tan preciosa con las mejillas coloradas y esa carita de concentración fingida… Venga, venga que me pierdo… Me concentro… no pienso en nada… inspiro… respiro… me relajo…

Las piernas estiradas… intento tocarme las puntas de los pies… recórcholis… cómo duele por ahí atrás! No sabía ni que existían músculos ahí… Venga, Venga… un poco más…

Teta!!!!!!!!!!! Ahora?!?!?!?!??!! Vale, vale, sírvete tú misma… Mientras tanto yo intento mantener el equilibrio mientras hago el “árbol invertido”…

Ahora me siento… giro el torso… mientras mi pierna derecha se supone que debe torcerse en un ángulo desconocido para mí… y seguimos teteando… esto está resultando toda una aventura…

Cariño, a tí todas las posturas te parecen buenas para pillar teta, eh?? Yo creo que esto lo vamos perfeccionando y ya mismo hacemos el “saludo teteador al sol“… Eso sí, agradeciendo el regalo que nos hace día a día con su energía…  Y a tí agradeciéndote una vez más que me enseñes a disfrutar más allá de lo esperado con cada actividad que hacemos!!!

Mañana… Repetimos!!!

Dentro de un mes…

image

Dentro de un mes cumplirás 2 años… Dentro de un mes despertará salvajemente el instinto ancestral que cobró vida al tenerte en brazos por primera vez…

Ahora empieza a desperezarse esa sensación increible… Bosteza y se estira en mi interior… y va cobrando fuerza. Me agita, me remueve… Me marea… Y me dejo llevar por su balanceo embriagador…

Me sumerjo en el recuerdo de tu piel llena de vida roja… Fragmentos dorados y grabados a fuego en mi memoria… Me sumerjo en tu olor y me dejo arrastrar por la emoción…

Silencio… me dejo sentir… mi corazón se escapa… dentro de un mes… esos sentimientos me desbordaran…

 

Han pasado por aquí

  • 165,326 personas