Cose conmigo: recopilatorio de vuestras creaciones

Ha sido una semana intensa, espero que os lo hayáis pasado bien y que la experiencia os haya servido para perderle el miedo a la aguja a las que os estéis iniciando en esto de la costura. Por mi parte, espero haber estado a la altura atendiendo a vuestras dudas y peticiones, es la primera vez que organizo algo semejante y me ha costado un poco recoger todos vuestros mensajes en el blog, el facebook y por email. Espero no haberme dejado a nadie en el tintero.

He perdido la cuenta de cuántos patrones he enviado al pasar de la centena, jamás pensé ni por asomo que este Cose Conmigo alcanzara esta repercusión, en mis mejores sueños había dos docenas de personas cosiendo al mismo tiempo, pero creo que se ha sobrepasado con creces esta cifra al juzgar por el número de peticiones, que calculo entre 150 – 200 a ojo. Gracias, gracias, gracias!!

Aquí viene la parte que más me gusta de los Cose Conmigo, ver vuestros vestiditos terminados. Los he ido viendo a lo largo de la semana y me he quedado asombradísima con los resultados. Hay auténticas preciosidades; de algunas costureras ya me lo esperaba: cosemos en compañía todos los días y son mi referente en esto, gracias a ellas he aprendido muchas cosas.

Pero juzgad por vosotras mismas:

1) Raquel, de Reciclo lo que puedo, me manda esta foto de su vestido terminado:

Podéis ver su entrada y más fotitos en su blog aquí, con un paso a paso y un bonito coletero inspirado en el hecho por Naii, publicado en su blog.

2) Ana, de El costurero de Ani, ha hecho un vestido con una puntilla en el cuello y una banda en la parte de abajo, me encantan esos detalles:

Aquí podéis ver la entrada de su blog.

3) Mara ha hecho unas variaciones muy interesantes al vestido, poniendo los broches a los lados del cuello en lugar de en la parte trasera, ha añadido un bolsillo y lo que más me chifla: mitad del vestido de una tela y mitad de otra. Y todo, absolutamente todo, hasta la cinta, combinado con las setas. Es irresistible!

Aquí podéis ver su entrada, quiero darle las gracias particularmente ya que se ha pegado la currada de traducir al alemán este CC a petición de varias compañeras suyas, y se lo agradezco un montón 🙂

4) María Lobo, de Chimpón y se cosió ha hecho una versión muy divertida añadiendo una mariposa coordinada con la tela del cuello.

Aquí tenéis la entrada donde nos cuenta todos los detalles.

5) Rosa ha usado una preciosa tela de mariposas (que sé de una a la que seguro que le encantará ;D) y éste es el resultado:

6) Mònica de Ma, me, mi… mo nos enseña su vestido:

Me gusta mucho como ha combinado las telas, dan mucho juego y la tela del cuello le da mucha espontaneidad al conjunto. Aquí nos cuenta más cositas sobre el vestido y hay muchas fotos de los diferentes detalles. Espero que su princesa esté contenta con su nuevo modelito, que además tiene un gorro a conjunto con la tela del cuello.

7) Carolina nos muesta el resultado de su CC:

Esta tela me ha enganchado, tiene una frescura que me ha enamorado, me parece super alegre! Le ha añadido un detalle a la parte delantera, coordinado con las flores de la tela:

8) Vero, de Feito de lúa, ha adaptado la idea del CC para coserse un vestido para ella. ¡Me chifla! El resultado es espectacular, y seguro que más de una se copia su idea, de hecho con ese corte creo que me vendría muy bien con mis 28 semanas de embarazo 😀

Aquí nos cuenta todos sus truquitos.

9) Juanys nos enseña su vestido en la página de facebook:

Espero que la experiencia le haya servido para tomar confianza en que puede hacer sus propias costuras, y que le termine de picar el gusanito 😉

10) Ana también nos enseña en el muro del blog el resultado, ella ha cosido por partida doble para sus dos nenas, y así le ha quedado de bien:

Me encanta la tela, y el detalle del broche es precioso, parece un vestido comprado! Estoy segura de que sus princesas estarán preciosísimas con ellos.

11) Artelleira, de Artellando con mis manos, nos muestra el vestido lencero en su blog (aquí)

Con esa nena tan guapa, es difícil centrar la atención en el vestido, menuda morena más preciosa!

12) Éste es el resultado del vestido cosido por Paula:

Me encanta el look años 60 de este vestido, y la tela de mariquitas me tiene enamorada, la quiero!!

13) La gallina Clueca creo que ha sido la más rápida cosiendo este vestido lencero, y ésta es su creación, que me tiene loca:

Fijaros en el detalle de la cinta vertical y en el ribete del cuello, está super currado. Nos lo cuenta todo aquí.

14) Yolanda, de Pandielleando ha hecho un precioso top y pantalones a conjunto, me encantan esos bombachos!

Y no os perdáis aquí a la modelo más original de nuestro CC!

15) María nos enseña su creación terminada:

Me gusta mucho el detalle del ribeteado en cuello y en el bajo, y la tela es muy bonita.

16) Rosa de Mis cositas publica en su blog el vestido con su princesilla que no para quieta jiji, ahí la tenéis en acción:

 Podéis ver su entrada aquí

17) Bitris, de Bitris Bitris, nos enseña aquí la entrada dedicada a este CC, y este es el vestido que ha cosido:

Por cierto, decirle que me ha encantado el look nostálgico romántico de su blog, muy bonito!

18) Sonia nos envía esta foto con modelo incluída:

Me gusta mucho la tela y el contraste con el bies, le ha quedado precioso!

19) Marta ha reciclado una camisa para coser un vestido talla 6 meses, y es una monada verlo tan chiquitín!

20) Naii de Diario de Naii ha hecho uno de esos vestidos que enamoran al primer vistazo:

No dejéis de visitar su entrada con todos los detalles aquí. Además, no os perdáis el tutorial que ha hecho para coser la vista de la abertura y el tutorial para colocar las presillas de los botones.

21) Marta, de Las naranjas de la china ha hecho este vestido:

 Ni se te ocurra reciclar en pijama este vestido! Te ha quedado precioso, me encanta el detalle de la lazada en el cuello. Podéis ver todos los detalles de este vestido aquí.

22) Lola, del blog Estrella de enero nos enseña su vestido ya terminado:

Ya puedes borrar el vestido de tu lista de pendientes, me ha hecho mucha gracia, creo que yo también me debería de aplicar el cuento y hacerme una de esas listas, aunque necesitaría un rollo de papel higiénico entero 😉

23) Carolina, de A saia de Carolina ha hecho una preciosa combinación:

con bolsito y zapatos totalmente coordinados, eso sí es una currada! Podéis ver aquí la entrada dedicada a este CC.

24) 3PaM de Tes pes al miayo ha hecho blusita más pantalón coordinados, no dejéis de visitar su blog porque no tiene desperdicio, aquí podéis ver la entrada respectiva.

Me chiflan los botones y la manera tan original de amarrarlos, fijaros en la puntada decorativa del cuello, todos sus detalles son una pasada!

25) Anna nos enseña en el muro del blog su vestido:

Con colores alegres, resulta super refrescante para el veranito!

26) Rula, de En un nido ártabro, nos presenta aquí un vestido precioso, super tierno como lo ha definido Mara y con un look muy romántico:

Me faltan muchos vestidos, que iré añadiendo a medida que me vayáis pasando vuestras fotos y enlaces. Y si alguien me ha mandado y no la he añadido, que me dé un toque – tirón de orejas, que estos días estoy un poco dispersa, mea culpa.

Gracias a todas por vuestra participación, me ha encantado coser con vosotras!

Anuncios

Profiteroles con nata montada y chocolate

Profiteroles con nata montada y chocolate

El otro día encontré vía web una receta de profiteroles que me hizo salivar y todo sólo ver el resultado, así que me animé y me puse a hacerlos, y me ha sorprendido lo fáciles de hacer que son. Aquí va!

INGREDIENTES:

– 1/4 de litro de agua

– 1/2 cucharadita a café de sal

– 1 cucharada sopera de azúcar

– 75 grs de mantequilla

– 150 grs de harina

– 2 o 3 huevos

PREPARACIÓN:

1. Ponemos en una cacerola a fuego suave el agua, el azúcar, la mantequilla y la sal.

2. Cuando hierva, quitamos del fuego y echamos de golpe toda la harina.

3. Removemos bien hasta que quede una masa compacta que se despegue suavemente de las paredes de la cacerola.

4. Añadimos los huevos uno a uno hasta que veamos que no admita más o la masa se vuelva demasiado líquida.

Yo he añadido dos huevos, y me ha parecido suficiente, pero dependerá del tamaño del huevo y si son caseros como es el caso o no.

5. Hacemos bolitas y las disponemos en una bandeja con papel de hornear. Los horneamos a 200ºC durante unos 30 minutos.

6. Las rellenamos de nata montada y las rociamos de chocolate (chocolate fundido con un poco de mantequilla).

Bon appétit! También se pueden rellenar de muchas otras cosas, tanto rellenos dulces (espuma de chocolate, merengue) como salados (bocaditos, crema de queso), la imaginación pone el límite!

Me inicio en la costura: CCN un saquito de dormir

En Mamás que miman queremos estrenar una nueva categoría dedicada a la costura. En este caso no sé si llegará a tener un día fijo de la semana porque igual no sacamos tiempo para sacar entre todas una cosilla nueva cada semana, pero intentaremos contaros lo que vamos cosiendo. Hoy la estreno yo contándoos como me fue con el Cose Con Nosotras organizado por los blogs Mi rincón de mariposas y Tes pes al miayo.

 

 

Ya ha pasado el Cose Con Nosotras y no quiero dejar de comentar qué es lo que me ha parecido. Tanto Dawn de Mi rincón de mariposas como 3PaM de Tes pes al miayo nos lo han puesto muy fácil; nos han hecho unos tutoriales super claros y con todos los pasos muy bien explicados, tanto, que yo, que nunca había hecho en la máquina de coser nada más que subir los bajos a los pantalones, he conseguido terminar el saquito! Estoy super contenta, y animada a tirarme de lleno a la piscina y seguir cosiendo cositas (próximo proyecto Delantal para la peque).

 

Ellas habían organizado el CCN en tres jornadas, para que todas sacáramos un ratín para ponernos a la tarea y ha sido muy acertado, porque aunque al final te emocionas y quieres más y más, es cierto que con los peques no es fácil sacar el tiempo. En mi caso, tengo que aprovechar sus siestas, que tampoco son tan largas y optimizar bien el tiempo.

 

Veamos pues como me fue este tutorial, que podéis encontrar paso a paso y mucho más detallado en cualquiera de los dos blogs (Dawn, de talla de 2 años, y 3PaM, de talla de 6 meses, pero con indicaciones para tomar las tallas en cualquier caso).

 

DÍA 1: PATRÓN Y CORTAR

 

Tutorial de Mi rincón de mariposas


Tutorial de Tes pes al miayo

 

El primer día nos enseñaron a coger las medidas para el patrón. Mi rincón de mariposas lo hizo desde un pijama, mientras que Tes Pes al miayo tomó de referencia otro saquito de bebé. Yo tengo algunos sacos, pero como quería hacer uno de talla mayor, opté por tomar las medidas de uno de los pijamas de invierno de mi bombón.

 

He de reconocer que hice un poco de trampa, ya que primero sacábamos la parte trasera y luego la delantera, que era muy similar a la trasera pero con algunas modificaciones (el cuello más bajo y los tirantes más cortos), pero yo sólo preparé un patrón trasero.

La línea azul es por donde corté el patrón para hacer las dos partes, y de medidas me salió casi exacto al de Mi rincón de mariposas, ya que las dos utilizamos un pijama de 2 años para tomarlas.

Después vino la tarea de recortar, que con la tela exterior fue un poquillo difícil ya que primero lo hice a ojo y luego repasé. He de decir que para que el patrón fuera bien simétrico, lo doblé por la mitad longitudinalmente y luego lo corté por el lado que me había quedado mejor.

Deciros que aunque en un principio había escogido como tela exterior una blanca con topitos azules muy pequeños, ya me parecía que no me iba a llegar porque era un retal que no llegaba al metro (a pesar de que era de 1.60 de largo) así que finalmente cogí una tela azul lavanda que tenía en casa. Para la parte de abajo, opté por cortar las dos piezas en una, y así me ahorré una costura.

¡Y listo por el primer día!

 

DÍA 2: PARTE DE ARRIBA

 

Tutorial de Mi rincón de mariposas

 

Tutorial de Tes pes al miayo

 

El día 2 al fin tenía que coger la máquina de coser, esta es mi parte favorita. Al principio de leer las indicaciones me aturullé, pero porque yo pretendía entender todos los pasos a la primera y me puse un poco nerviosa, pero luego respiré con calma y los dos primeros pasos no tenían lugar a equívocos, así que me puse a ello. Y este fue el resultado:

Parte exterior de la parte de arriba del saquito

 

Forro interior polar de la parte de arriba del saquito    

Al tener esa parte lista, enseguida entendí el tercer paso con claridad, así que sólo me quedaba preparar la solapa lateral para abrochar el saquito. Le quedan por poner los snaps, ya que la máquina está viajando en estos momentos desde lejos 😉

 

 

DÍA 3: PARTE DE ABAJO

 

Tutorial de Mi rincón de mariposas

 

Tutorial de Tes pes al miayo

 

Y este fue el último día (ayer) que le dedicamos al CCN, así que tenía una mezcla de ilusión por verlo terminado y penilla porque me lo he pasado genial y me ha encantado la experiencia (¿cuándo repetimos?). Esta última parte fue más fácil, ya que era casi casi un rectángulo, por lo que fue coser y cantar, aunque el trocito que teníamos que dejar en el polar para poder darle la vuelta al conjunto fue un poco escaso (calculé muy mal a ojo) y me costó un poquito darle la vuelta, pero al fin quedó presentable. En estas fotos aún está sin planchar ni nada, así que no os fijéis mucho en las arruguillas 😛

 

 

Parte de arriba

 

Parte de abajo

 

Y así es como quedan las dos partes  

Y listo! Cuando me vengan los snaps os pondré una fotillo del resultado final final. Gracias chicas, ha sido una experiencia super enriquecedora, me lo he pasado genial y nos hemos unido muchas a coser juntas. Hasta el próximo Cose Con Nosotras!

Las recetas de los viernes: Quiche

Hoy, como todos los viernes, publicamos una recetilla para abrir boca y animaros a probar cosas nuevas en la cocina. Sin más preámbulos, pongámonos manos a la obra, digo, ¡a la masa!

Ingredientes:

  • Para la masa:

150 grs de harina

75 grs de mantequilla

30 grs de azúcar

sal

75 cl de agua

  • Para el relleno:

1 brick de 200 ml de nata para cocinar

1 o 2 huevos

jamón cocido en dados

champiñones

queso gruyére o emmental

Elaboración:

1.Ponemos en un bol la mantequilla cortada en pedazos, la harina, la sal, el azúcar y el agua fría.2. Empomamos la mantequilla amasándola con los dedos y la vamos juntado con la harina hasta tener una bola consistente.3. En este caso, como no lleva levadura, no hay que dejar levedar, así que pasamos a estirar la masa directamente.4. Untamos con mantequila el molde que vayamos a utilizar y lo forramos con la masa.

5. Ahora batimos la nata con el huevo. Echaremos uno o dos dependiendo de si queremos la quiche muy amarillita o más ligera, yo suelo echar uno porque son caseros y grandecitos.6. Echamos el resto de ingredientes del relleno. Para ello lavamos y laminamos los champiñones, cortamos el jamón cocido en dados (yo suelo usar dados de pechuga de pavo de la marca Hacendado del Mercadona, que ya vienen cortaditos en dados) y rallamos el queso emmental.

7. Vertemos el relleno encima de la masa y precalentamos el horno a 180ºC. Como esta preparación no tiene reposo de la masa, yo lo pongo a precalentar al empezar la receta y así ya está listo para meter al horno.

8. Ahora sólo queda hornear a 180ºC durante unos 30 minutos, ¡y a comer!

Esta receta admite infinidad de variantes: con queso azul y nueces en tartaletas más pequeñas, con gambas, con uvas, con bacon, atún, o cualquier verdura que te haya sobrado de una preparación anterior, por ejemplo.

¡Buen provecho!

Conciliación Real ¿Ya?

 

Llevamos unos días de mucha revolución, con la creación del grupo de Facebook Conciliación Real ¡Ya! por iniciativa de Ira, de Ma a ma, pell a pell, cor amb cor (podéis ver la entrada que sembró la semillita aquí).

Son días de mucho darle vueltas al asunto, de intentar buscar propuestas, recogiendo las diversas opiniones de madres y padres implicados con la crianza de sus hijos y unidos por la misma desazón: la dificultad de conciliar la vida laboral con la familiar.

Y es que ¿con quién van a estar mejor nuestros hijos que con nosotros mismos? Muchas veces me han hecho la misma pregunta: ¿y tu hija va a la guardería? y a pesar de que algunos intentarán cantarnos las excelencias del bien que les hace, porque necesitan socializarse, blablabla, incluso estos acaban diciendo que como en casa en ningún sitio. Ya, pero en casa de los abuelos, no en mi casa, nuestro hogar… Cierto es que yo puedo ser considerada muy afortunada, tengo un horario bastante bueno y paso todas las tardes con mi pequeña, pero no puedo evitar mirar con envidia a mis padres cuando llego al mediodía y me cuentan una nueva hazaña de mi bombón.

Siempre hay algo nuevo, algo que ha hecho por primera vez y no estaba yo para ser testigo del paso del tiempo, de como mi pequeña se va convirtiendo en una niña, de todas esas historietas que me cuentan henchidos de orgullo y que hacen que nos partamos de risa con sus ocurrencias.

Recuerdo perfectamente mi incorporación al trabajo una vez terminadas las 16 escasas semanas del permiso de maternidad. Me debatía entre dos frentes, por un lado el dejar a mi pequeña, de la que no me había separado en ese tiempo, y por el otro mi sentido de la responsabilidad, ya que no podía evitar sentir que estaba fallando a la empresa por ese tiempo de “vacaciones”. Quería llegar y estar a tope, pero no podía evitar irme al baño y sentirme fatal, sentir que estaba traicionando a mi pequeña, que con quien tenía que estar era conmigo. Y era pensar en ella, o hablar de ella o lo que sea, y mis pechos se ponían duros como piedras y lloraban leche.

Cada vez que la iba a buscar a casa de mis padres, aunque acabara de comer, se enganchaba siempre al pecho, para recuperar el tiempo perdido, y pasamos las tardes bien pegadita la una a la otra.

Hasta que la niña cumplió un año, fue su padre quien la llevaba todos los días, ya que por horarios entraba una hora más tarde que yo y así no le pegábamos tanto madrugón. Yo lo agradecía, ya que cuando la llevaba yo la niña lloraba amargamente, y si la llevaba mi marido parecía llevarlo mejor. A partir del año, fui yo quien la iba a llevar (además de recogerla) y nos costó mucho a las dos adaptarnos, aún es el día de hoy (tiene 19 meses) que llora a veces cuando la dejo con los abuelos, y yo me voy a trabajar con un nudo en el estómago.

Una de las cosas que me costó mucho fue el mantener el ritmo de extracción de leche. En el trabajo no tenía opción de sacarme leche, así que me tocaba hacerlo por las mañanas y al mediodía, y a ratitos libres por la tarde. Me costó muchísimo estar así hasta que la niña cumplió 15 meses, necesitaba sacarme todos los días 300 ml y no siempre lo conseguía. La mayor parte de las mañanas sacaba muy poco, porque la niña había estado toda la noche enganchada al pecho, y al mediodía ya se encargaba ella de vaciarme de nuevo en cuanto me veía… Fue una locura, empecé a sacarme leche unas 6 semanas antes de incorporarme y si pudiera volver atrás en el tiempo, lo hubiera hecho desde el principio. Vivía angustiada pensando en el dichoso sacaleches, me fabriqué un sujetador manos libres casero, y me sacaba leche todos los días, a veces me parecía que no hacía otra cosa!

Y es que mi peque fue de las que sí aceptó el biberón de la leche de mamá y demandaba dos biberones de 150 ml, así que os podéis hacer a la idea de lo duro que fue…

En fin, creo que ha resultado una entrada de lo más caótica, ya que son tantos sentimientos acumulados que no puedo más que hacer un batiburrillo de ellos, me salen a trompicones, espero que me perdonéis.

No puedo más que enlazar con la página de Facebook que tiene Conciliación Real Ya desde ayer, para que todos se unan por esta causa.

 

Esta rosa lleva mi nombre

Hoy miércoles 28 es el día señalado para que las mujeres que hemos sufrido algún tipo de violencia obstétrica nos hagamos oír. Así que esta rosa va por mí y por todas las que, por desgracia, hemos padecido algún tipo de comportamiento, maniobra o “protocolo” que no era el adecuado.

 

En mi caso:

 

– por el comentario de aquella enfermera que a las 08:00 auguró que yo no pariría hasta por la noche, y que me hizo desmoronarme y pedir la epidural (gracias por tu información, me dijiste que no sería capaz de aguantar el dolor y si bien en ese momento era cierto, sí lo hubiera aguantado si me hubierais hecho un tacto antes de ponérmela, ¡estaba en completa y mi hija nació justo después de ponérmela!)

– por el kristeller no consentido, al que me opuse como pude teniendo en cuenta las circunstancias, y por hacer oídos sordos a mis gritos de que pararan con la maniobra

– por hacer uso de la ventosa cuando llevaba sólo 25 minutos de expulsivo, otra vez sin pedir consentimiento y sin ningún tipo de motivo médico que lo aconsejara

– por esa episiotomía, de la que no me enteré hasta que os vi coger la cuchilla y depilarme, y por vuestra negativa a decirme cuántos puntos me habíais puesto; esa episiotomía, que a día de hoy sigo maldiciendo

– por unas aguas presuntamente sucias que luego resultaron ser limpias, pero que me hicieron comerme el kit completo de oxitocina

 

A pesar de todo, gracias, gracias porque gracias a la experiencia, sé perfectamente cómo quiero parir en lo sucesivo, o mejor dicho, sé cómo no quiero parir.

 

Por un embarazo y un parto respetados.

 

Enlaces:

Grupo de Facebook

Asociación El Parto Es Nuestro

Recomendaciones de la SEGO sobre la asistencia al parto normal (más les valiera dejarse de viñetas y atender a sus propias publicaciones)

Han pasado por aquí

  • 167,852 personas