Cose Conmigo día 1: montaje y modificación del patrón y corte de la tela

Bueno, pues hoy al fin empezamos con este Cose Conmigo. Mambina y yo estamos muy asombradas por la cariñosa acogida y muy ilusionadas, esperemos que salga todo muy bien y os guste la experiencia.

Hoy montaremos el patrón y lo modificaremos en base a la talla que queramos hacer, y luego cortaremos las piezas de tela para ya mañana ponernos a coser.

A lo largo de la semana pasada os hemos ido enviando por mail los patrones en pdf. Si alguien no lo tiene, por favor que deje un comentario avisándonos para que se lo podamos enviar cuanto antes.

El patrón consta de 6 folios. No me acordé de poneros el cuadrito de verificación de medidas pero no deberíais de tener mayor problema al imprimirlos, ya que son tamaño DIN A4 y así es como suelen imprimirse por defecto. Os voy a dar una medida a mayores por si queréis comprobar que tenéis las páginas correctamente impresas. La pieza botonera tiene de largo 12 cms.

Tenéis que unir los folios de 3 en 3. Por una lado los 3 folios que ponen VESTIDO DELANTERA y por otro lado los 3 que ponen VESTIDO TRASERA. Os he puesto unas flechitas en la parte superior e inferior de los folios para que os case perfectamente el patrón, al unirlos quedarán unos asteriscos.

Ahora nos toca la parte de modificar el patrón. El patrón que yo he hecho es para mi hija de 27 meses, que mide 90 cms. De todos modos le queda sueltecito en las mangas y le he quitado finalmente 8 cms al largo, así que tal cual está va perfectamente hasta una talla 3 años. De todos modos podemos comprobar y ajustar la talla fácilmente. Para eso trazaremos dos líneas en el patrón que vemos en la imagen siguiente (línea A y línea B) del punto número 1.

Lo primero es adaptar el tamaño de la cenefa del cuello delantero. Medimos a nuestra peque para saber cuál es el tamaño de la línea A en nuestro caso. Esa cifra la divimos entre 2 y le sumamos el margen de costura que soléis usar (yo suelo poner 0.5 cms de margen de costura, pero unas ponemos más margen y otras menos, es cuestión de costumbre).

Por ejemplo, si la línea A nos da 20 cms, la dividimos entre dos y nos da 10, y le sumamos un margen de 1 cm de costura y nos daría 11.

Pues bien, ahora cogemos la cenefa del cuello delantero del patrón, la doblamos por la mitad como nos indica el punto 2 de la imagen y cortamos por esa línea. Esa mitad de la línea A es la que tenemos que prolongar o acortar hasta conseguir la cifra antes calculada (11 en el ejemplo que os he puesto antes). En el caso de que tengamos que acortar basta con pegarle un nuevo tijeretazo, en el caso de que la tengamos que aumentar habrá que coger un trocito de papel para hacer el añadido.

Tengamos en cuenta ahora que debemos copiar esa mitad de cenefa ya adaptada y pegarlas para conseguir una cenefa completa, o cuando la cortemos lo tendremos en cuenta y cortaremos con la tela doblada.

A la cenefa del cuello trasero le añadiremos o acortaremos la misma medida que hemos aumentado o disminuido a nuestra mitad de cenefa delantera, haciendo el mismo proceso que para ésta (doblar a la mitad, cortar y aumentar o disminuir)

Ya tenemos la cenefa del cuello adaptada. Ahora esa parte que hemos aumentado o disminuido habremos de trasladarla al cuerpo del vestido. En este caso también es fácil, ya que tal y como está el patrón montado ya tenemos la parte central recta, por lo que trasladaremos esa prolongación o acortamiento a los mismos (ver punto 4 de la imagen anterior).

Ahora sólo nos falta retocar la sisa si es necesario. Es un vestido muy flojito, por lo que si es poca la variación yo no la tocaría. Cogéis una prenda que le sirva a vuestra nena que no sea ceñida y hacéis coincidir el inicio de la sisa de vuestra prenda con el inicio de la sisa del patrón. Ahora siguiendo la línea de la sisa, marcáis con un lápiz el final de la sisa de vuestra prenda de referencia. Con ese mismo lápiz, prolongáis la curvatura de la sisa (o la acortáis) y ya tendréis la sisa que deberéis emplear. Los laterales del vestido deberéis ampliarlos o reducirlos trazando una línea paralela al lateral del patrón y que tenga como punto de inicio el final de la sisa (punto 5).

Bueno, pues ya ha terminado la parte más liosa, o al menos la que a mí me parece más tediosa, que es la de modificar el patrón. Ahora ya hay que ponerse manos a la obra y recortar la tela.

Para colocar las piezas de la forma más eficiente, hemos de tener en cuenta si los dibujos de nuestra tela tienen sentido o no.

Este es un ejemplo de optimización de la tela teniendo en cuenta este punto, aunque cada una que escoja la manera de repartir la tela que os parezca más adecuada.

Habréis de tener en cuenta de que en el caso del cuerpo del vestido, tendréis que cortarlo con la tela doblada ya que el patrón se corresponde sólo con una de las mitades, y lo mismo con la cenefa del cuello delantero (o copiar este patrón y pegarlo para obtener la pieza completa).

Tendréis que tener las siguientes piezas:

1. Una pieza del vestido delantera
2. Una pieza del vestido trasera.
3. Dos piezas de la cenefa del cuello delantero.
4. Cuatro piezas de la cenefa del cuello trasero (en el patrón indica dos a cada sentido, esto lo hice antes de darme cuenta de que eran piezas simétricas)
5. Cuatro piezas de la botonera.

¡Y listo por hoy! Mañana coseremos el cuerpo del vestido y prepararemos y colocaremos la botonera.

¿Se os ha hecho muy pesado? ¿Hay algún punto que no entendéis? Aquí estamos para resolver todas las dudas que os puedan surgir. También me encantará ver vuestros avances y comentarios en la página de Facebook.
¡Hasta mañana!

Cose conmigo!! Un vestido sencillo para el verano.

Llega el buen tiempo… los días se alargan y la ropa se acorta… Mambina de Érase una Vez y yo nos preguntábamos si podíamos coser juntas un vestidito sencillo para nuestras niñas… Ranchyta, Meritxell, Patricia y otras mamás que miman se han ido apuntando también. Mambina ha animado a algunas mamás de la blogosfera  a coser con nosotras justo con ésta entrada.

La idea es sencilla: un vestidito (talla 2 en mi caso) sencillo. Será algo rápido cuatro-cinco días máximo y lo estamos preparando para la primera quincena de junio. Yo de momento tengo las telas. Mi rubita escogió el vichy lila y yo elegí la de cerecitas y fresas.

Os animo a todas ya que está pensado para mamás novatas en la costura (perfecto para mí).

Te apuntas??

Han pasado por aquí

  • 166,471 personas