Jabón hecho en casa. Jabón de Castilla.

En mi afán por utilizar productos más naturales, respetuosos con el medio ambiente y conmigo misma descubrí cómo hacer jabón en casa.

Desde ese momento no he vuelto a comprar jabón. Lo que significa un ahorro notable a fin de més y una piel más suave y limpia con un producto totalmente natural y hecho en casa.

Lo primero que tienes que hacer es encontrar tiempo. Ya que, siendo madre, el tiempo es algo que escasea, piensa que preparar tu propio jabón es algo que compensa en muchos aspectos. Primero, por lo bien que te sientes al hacer algo con tus propias manos y seguno, te aseguro que tu piel y la de tu hijo te lo agradecerá.

Lo segundo que hay que hacer es tener en cuenta algunas medidas de seguridad ya que uno de los ingredientes es la sosa cáustica.  Cuando se mezcla la sosa cáustica con el agua se produce la lejía que al contacto con la piel puede producir quemaduras químicas importantes. Pero, siguiendo unas simples indicaciones el riesgo es mínimo. Hay que proteger los ojos, a ser posible con unas gafas, y las manos, con unos guantes de silicona, por ejemplo.

Hay que extremar la precaución cuando mezclemos el jabón ya que es cuando se pueden producir más salpicaduras.

En caso de contacto con la lejía o con la masa del jabón sin saponificar hay que lavar con abundante agua varias veces. En caso de contacto con los ojos hay que lavar abundantemente durante unos minutos y acudir inmediatamente al médico.

Os advierto con anterioridad porqué manipular la sósa cáustica entraña sus riesgos, pero haciéndolo con precaución y con cuidado no tiene por qué producirse ningún incidente indeseado.

Ahora vamos con los ingredientes. En este caso, al ser un jabón para uso cosmético vamos a usar aceite de oliva limpio, es decir, sin usar. Para otro tipo de jabón, por ejemplo, para suelos se puede reciclar el aceite usado.

Necesitaremos:

500 gr de aceite de oliva (puro, de la primera prensada y sin refinar)
62 gr de sosa cáustica (yo la compro en escamas que se disuelve facilmente)
160 gr de agua destilada/agua filtrada

Voy a hacer el jabón por proceso en frío. Es decir, no voy a utilizar ninguna fuente externa de calor para acelerar la saponificación.

Empiezo preparando la lejía. Esto se hace mezclando cuidadosamente la sosa cáustica con el agua. Se pone la sosa en un recipiente y el agua en otro. Luego, añado la sosa al agua, y no al revés, para evitar salpicaduras. El agua tiene que estar lo más fría posible porque cogerá temperatura al añadir la sosa. Una vez hayas mezclado los dos ingredientes el agua tendrá un aspecto túrbio. Es el momento de dejar reposar la mezcla hasta que se vuelva totalmente transparente.

Cuando tengamos la mezcla de sosa y agua transparente, ya podemos añadirla al aceite, y no al revés.  Removiendo lentamente y siempre en la misma dirección para que no se corte la mezcla.

En este momento utilizo una batidora de mano, a velocidad muy lenta, para acelerar el proceso. Lo hago en turnos de cinco minutos y voy alternando con movimientos suaves con la espátula. Esto se hace hasta que la mezcla alcanza lo que se llama el punto de traza. Lo notarás porque todos los ingredientes se han emulsionado y te encuentras ante una masa homogénea.

Llegados a este punto, lo que hago es enmoldar la mezcla. Y luego la tapamos con un trapo.

Tengo que decirte, que una vez empiezas a hacer jabón, cualquier recipiente o pequeño contenedor te parecerá adecuado para enmoldar jabones. Puedes usar hasta tarrinas de queso fresco, tuppers, conos… todo depende de la imaginación y de la forma que le quieras dar al jabón.

Entre las 24 y 48 horas siguientes el jabón solidificará. Tienes que asegurarte de que no se deforma al tocarlo. Entonces ya puedes desmoldarlo y, si es el caso, cortarlo.

Ahora viene la parte más dificil de todas. La espera. Ya que hay que dejar que el jabón cure, como un buen queso, durante cuatro semanas, mínimo, antes de usarlo. Cuantas más semanas tengas la paciencia de esperar más bueno es el jabón.

Espero que te animes a probarlo.

Te aseguro que tu piel te lo agradecerá.

Han pasado por aquí

  • 165,400 personas