Magdalenas de espelta integral con sirope de ágave

Ya te he hablado sobre el sirope de ágave. Ahora estoy experimentando con éste nuevo ingrediente que acabo de introducir en mi cocina. Pensé en probar con unas magdalenas que no fueran con harina de trigo, así que usé la espelta. La espelta es una subespecie del trigo muy antigua y, por ello, no ha sido sometida a tantas modificaciones como la harina de trigo común. Y decidí substituir el azúcar por sirope de ágave.

Voy con los ingredientes:

230 g de harina de espelta integral

70 g de harina de fuerza

120 g de sirope de agave (o 150g de azúcar moreno)

150 ml de leche (yo usé leche de almendras)

100 ml. de aceite (de la primera prensada de girasol, o suave de oliva)

3 huevos (yo usé de gallinas de campo)

1 cucharada de bicarbonato sódico

la ralladura de un limón

el zumo del limón

canela al gusto

Pon el horno a 180º

Preparación:

Empiezo batiendo los huevos con el sirope de ágave y con la ralladura de limón.

Luego voy incorporando el aceite, poco a poco, la leche de almendras y el zumo del limón y la canela al gusto.

Luego, en otro recipiente tamizo los dos tipos de harina y el bicarbonato. Añado la mezlca líquida sobre el bol con las harinas y mezclo con cuidado con movimientos envolventes (esta mezcla no se bate).

El resultado es algo así:

Ahora voy poniendo la mezcla homogénea en los moldes para magdalenas a unos 3/4 de capacidad.

Y al horno unos 15 minutos. Luego se dejan enfriar sobre una rejilla y… Bon Profit!!

Leche de almendras

Las bebidas vegetales son una alternativa natural y sana a la leche de vaca.

En esta ocasión he preparado “leche” de almendras. Aunque debería llamarse bebida de almendras pues se considera leche sólo aquel alimento que sale de una ubre.

Las almendras son uno de los frutos secos que más hierro y magnesio contienen.  Diez almendras crudas te aportan más calcio que un vaso de leche de vaca, por lo que es ideal tomarla en etapas de crecimiento, embarazo o lactancia. Es un alimento de facil digestión y por su alto contenido en fibra regula la flora intestinal y la absorción de azúcares y colesterol. También ayuda a regular los trigicéridos.

Vamos con los ingredientes:

1L y 1/2 de agua mineral

200gr de almendras crudas y peladas

Al gusto:

Una pizca de sal

Una pizca de endulzante, si es azúcar (mejor moreno), también se puede usar miel ecológica.

También se puede añadir aroma de vainilla.

Así pues ésta receta se puede preparar de dos formas distintas:

(NOTA: No hace falta dejar las almendras en remojo. Yo lo hice porque leí que al reposar en agua se activan las propiedades. El agua de remojo se tiene que restar del agua total de la receta, así cuando metemos los ingredientes en la batidora el total de agua no varía).

1. Se ponen todos los ingredientes en la batidora y se tritura hasta que no se aprecien trocitos de almendra. Luego se cuela en un colador fino con un paño de algodón dentro para poder apretar bien la pulpa de la almendra y que el colado quede lo más fino posible.

2. Se ponen las almendras bien secas en la picadora hasta que se pulvericen y no se aprecie ningún trozo grande. Una vez pulverizadas se meten en la batidora junto al resto de ingredientse hasta que se haya mezclado homogéneamente.

Y ya tienes una bebida de almendras riquísima para tomar sola o con cereales… incluso puedes batir fruta natural para darle un sabor diferente y enriquecer las propiedades que ya de por sí te aporta.

Bon profit!!!

Han pasado por aquí

  • 163,568 personas