Olor

Olores del pasado me envuelven, me acarician… me transportan a un pasado antiguo en el que no existia el tiempo. Ahí soy invencible, libre. Soy una explosión de emociones, de sensaciones. Soy una cria.

Olor dulce, sereno de mi abuela que me acuna. Olor a música, a nana que me mece en mi sueño, acurrucada en su regazo.

Olor penetrante, olor contundente el de mi padre al recoger mi cuerpo de niña dormido en el sofá. Me encanta sentirme protegida en ese sueño frágil que se rompe de madrugada.

Olor inconfundible, el de mi madre. Huele como sólo huelen las madres. Cierro los ojos. Ahora, ya soy una mujer. Soy madre.

Mi vida se llena de nuevos olores que se entremezclan con el recuerdo de los viejos. Viejos recuerdos que andan escondidos en lo más profundo, dentro de mí.

Mi vida, ahora, huele a risas cómplices y carícias furtivas por la mañana. Mi vida, ahora, huele a tí, mi niña.

Anuncios

Han pasado por aquí

  • 167,923 personas